Diario del Campo de Gibraltar Martes, 26 de septiembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 25 de septiembre de 2017 22:01
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Jueves, 7 de septiembre de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Día Nacional de Gibraltar

Picardo y García emiten un mensaje conjunto de reafirmación de la soberanía del Peñón

[La celebración de] el Día Nacional [de Gibraltar] (Gibraltar National Day) fue establecida el 10 de septiembre de 1992 con motivo del 25º aniversario del referendo sobre la soberanía de 1967. Este año será aún más especial dado que se cumplen cincuenta años de aquel crucial evento que marcó un punto de inflexión en la historia de Gibraltar.

Este es el Mmensaje conjunto del Ministro Principal, Fabián Picardo, y el Viceministro Principal, Joseph García, con motivo del Día Nacional, que se celebra el próximo domingo:

"El 10 de septiembre de 1967, el pueblo de Gibraltar tuvo la posibilidad de elegir si quería mantener los lazos existentes con el Reino Unido, mediante instituciones democráticas locales, o si en cambio preferían pasar a formar parte de España. Esta fue la primera vez que el pueblo de Gibraltar tuvo la oportunidad de manifestarse sobre la soberanía de Gibraltar.

La generación del Referendo votó abrumadoramente a favor de continuar siendo británica.

Lo hizo a pesar de un aumento de la hostilidad por parte de la España de Franco, con una presión creciente en la frontera y con escaso apoyo por parte de unas Naciones Unidas anti-británicas: el órgano internacional responsable de la descolonización.

Era una época en la que las emociones de la comunidad estaban a flor de piel. Las restricciones implementadas en la frontera por parte del gobierno de Franco en los años anteriores al Referendo habían aumentado la tensión hasta niveles máximos. Una campaña virulenta en contra del Reino Unido y de Gibraltar y su pueblo por parte de los medios españoles controlados por el estado únicamente sirvió para incrementar el sentimiento pro-británico en el Peñón, ya de por sí muy fuerte.

Incluso antes de la celebración del Referendo, Madrid ya había rechazado emitir nuevos permisos de trabajo a españoles que buscaban empleo aquí - tan solo permitían acceder a Gibraltar a los españoles que ya contaban con permisos de trabajo; limitaron la circulación de personas con pasaporte a un único cruce de la frontera al día; retrasaron deliberadamente hasta diez horas a los vehículos que intentaban cruzar la frontera terrestre; se negaron a reconocer pasaportes [británicos] emitidos por el Gobierno de Gibraltar; prohibieron sobrevolar España a las aeronaves militares británicas con destino a Gibraltar y después extendieron esta prohibición a los vuelos civiles; retiraron todos los permisos de trabajo a las trabajadoras españolas y detuvieron la entrada de productos frescos en Gibraltar.

La campaña española anti-Gibraltar coincidió con una antipatía internacional en las Naciones Unidas en Nueva York. La Asamblea General consideró que el Referendo violaba sus resoluciones anteriores sobre la descolonización de Gibraltar, se negó a enviar observadores y continuó insistiendo en la celebración de negociaciones bilaterales entre Reino Unido y España como el camino a seguir.

El Referendo se celebró contra este trasfondo de tensión y hostilidad. Las consecuencias directas e inmediatas de votar por la que, en aquel momento, era la Opción B, mantener voluntariamente los lazos con el Reino Unido, estaban a la vista de todos. Sin embargo, la votación fue reconocida como libre y un ejercicio justo de democracia por parte de observadores independientes de la Commonwealth, que elogiaron a los votantes por mantener la calma y el buen ánimo en todo momento.

A pesar de las claras amenazas de castigos mayores por parte de Madrid, la generación del Referendo votó abrumadoramente en favor de seguir siendo británica. Lo hizo en un valiente gesto de desafío al dictador español y a los miembros de la Asamblea General de la ONU que habían apoyado la reclamación de soberanía de éste, pero también lo hizo por un sentimiento genuino de orgullo hacia su identidad como gibraltareños británicos.

Aquella votación se llevó a cabo con pleno conocimiento acerca de la potencial incertidumbre y adversidad que conllevaría el resultado. Condujo al cierre de la frontera terrestre, el fin de las comunicaciones marítimas con España y el corte de las comunicaciones telefónicas. Salvaguardar la soberanía de Gibraltar en manos del pueblo tuvo un coste muy alto.

Gibraltar se convirtió en una ciudad sitiada dependiente de la ayuda al desarrollo y el gasto militar procedentes del Reino Unido.

A pesar de todo ello, los gibraltareños trabajaron duro para reorientar la economía para poder soportar e incluso prosperar bajo este asedio final. En aquella época, las instituciones democráticas locales fueron reformadas y reforzadas por una nueva Constitución: una consecuencia directa de la opción británica.

Nuestros antepasados se negaron a vender nuestro derecho de nacimiento. No se rindieron ante su vecino acosador. Más de trescientos años de gobierno británico nos han enseñado a no rendirnos ante los agresores.

Cincuenta años más tarde, en 2017, nuestra determinación de afirmar nuestra soberanía británica y defender nuestro derecho a la autodeterminación se mantiene tan sólida como siempre lo ha sido.

Seguimos haciendo frente a algunos de aquellos viejos retos y les haremos frente con la misma fuerza y vigor que en 1967.

También afrontamos algunos retos nuevos y estamos preparados para afrontarlos sin remilgos.

Aquel valor pacífico frente a la adversidad es lo que nos convierte en gibraltareños decididos a asegurar que el futuro de nuestra patria será el que decidamos nosotros en exclusiva y nadie más. Esto es lo que celebraremos el domingo".

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados