Diario del Campo de Gibraltar Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 13 de noviembre de 2017 10:48
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Juan Antonio Palacios
Jueves, 7 de septiembre de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Ni gritos ni cruzadas

No es fácil entender el mundo entre dolores, maldades y estupideces. Entre mangancias e ignorancias. Explicaciones y complicaciones Ni gritos ni cruzadas, Mejor razones y argumentos. Ni peripecias irrelevantes ni instalarse en la melancolía vacía y sin sentido.

Necesitamos hechos y realidades. De nada nos vale recrearnos en la pereza, ser rehenes del terror y presos de la angustia, cuando lo que hemos de hacer es trabajar con tesón y disciplina, no tener miedo a quien intenta robarnos la vida y estar seguros de lo que defendemos.

Estar permanentemente lamentándonos de lo que pudo haber sido y no fue, como dice la letra del bolero es un ejercicio inútil, sino que hay que aprender a querer y a vivir, e ilusionarnos para acercarnos a lo que queremos, y tal vez, disfrutemos del camino, sino terminaremos en un estado de insatisfacción, en el que ni tan siquiera nos servirá el quejarnos.

Los que solo saben gritar para imponer sus dogmas en una cruzada  que  con medios violentos y sembrado la muerte pretende  lograr una sociedad cautiva, son los doctores del horror, los que no admiten que la gente piense y cuestione la realidad sino que obedezcan y se sometan.

Defendemos los gritos de rebeldía ante cualquier arbitrariedad, de reivindicación ante las injusticias  y de libertad ante quienes  quieren encarcelarnos en la prisión del pensamiento único. Apostamos por la unidad ante cualquier forma de violencia o de terror, y por el dialogo ante los problemas para que no se conviertan en conflictos.

No soportamos a quienes se quieren pasar de listos e intentan engañarnos poniendo por delante argumentos inexistentes, e ignorando   los intereses generales de los ciudadanos, cuando solo buscan salvaguardar como quedan ellos después del reparto.     

Ni gritos de miseria ni cruzadas excluyentes., ni llantos ni desesperaciones, ni sombras ni oscuridades, ni cerrazones, ni obstinaciones, ni heridas sin cicatrizar ni tristezas sin consuelo, miradas hacia el horizonte y esperanzas hacia el futuro. Que el optimismo se abra camino en nuestras vidas.

Los demócratas del mundo tenemos una fábrica de abrazos y besos para ayudar a quienes lo necesitan, para los emprendedores y valientes,  para apoyar a quienes no tienen , pero no nos gustan y rechazamos con gritos que se oyen en todo el mundo , las deslealtades , las traiciones y los que no cumplen sus palabras ni sus pactos.

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados