Diario del Campo de Gibraltar Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 13 de noviembre de 2017 10:48
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Juan Antonio Palacios
Martes, 8 de agosto de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

No puede volar

Si un coche no puede circular, no sirve para trasladarnos de un sitio a otro, si un barco no puede navegar, nada de nada, no nos llevar de puerto en puerto y si un avión no puede volar, pues se nos quedará cara de lelos.  Eso es lo que le pasa a la avioneta de Hazte Oír.

Y es que todo es puro postureo, ni tienen matrícula, que resulta imprescindible, porque al igual que los coches, han de contar con esa referencia visible y si tampoco posee bandera de nacionalidad, que en el caso de los aparatos españoles es también obligatoria, pues lo dicho, papelitos pocos.

Pero además en el acto de presentación de la campaña, que tuvo lugar en el Aeródromo de Casarrubios en Toledo, quedó de manifiesto que don Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír y sus mariachis, no solo son bastante fachas, sino que además son chapuceros.

La famosa avioneta; con la que pensaban  recorrer desde mediados de agosto las costas españolas desde Cádiz a Gerona, para informarnos de los riesgos que implicaría la aprobación de la Ley contra discriminación por orientación sexual e identidad de género y de igualdad social del colectivo LGTBI; NO PUEDE VOLAR.

El aparatejo es una verdadera chatarra al que le faltan piezas y tiene  la tornillería oxidada. Y todo esto que nos dibuja una fotografía en tono sepia de la España `profunda, siendo grave, no nos indigna tanto como que una asociación de estas características esté declarada de “utilidad pública” , que según la norma está contemplada para las entidades que promueven el interés general y tienen un carácter cívico , educativo , científico y cultural

Vamos algo así como la Fundación Francisco Franco que gestiona el Pazo de Meirás, lugar en el que el dictador pasaba algunas vacaciones y que según su portavoz Jaime Alonso afirma que la Ley de Memoria Histórica “está hecha para destruir la mitad de España” y que Franco “no fusilaba gente y conmutaba penas en función de la gravedad".

Que estas cosas  se digan y ocurran en la España del siglo XXI , uno de los miembros significativos de la Unión Europea no solo parece increíble sino que resulta una burla cruel para la inmensa mayoría de los españoles y españolas que solo queremos que se haga justicia, se cumplan las leyes y podamos vivir en paz y democracia.

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados