Diario del Campo de Gibraltar Jueves, 23 de noviembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 13 de noviembre de 2017 10:48
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Antonio Jiménez
Miércoles, 26 de julio de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Lleno hasta el palo de la bandera

El público no falla ante una oferta cultural de calidad. En la terminología taurina, las frases ‘No hay billetes’ ‘Lleno hasta el palo de la bandera’, expresan lleno y éxito total. La asociación AlCultura lo está consiguiendo en su programación veraniega de cine, música y teatro en sus instalaciones al aire libre en la Dársena del Saladillo.
La junta directiva presidida por Francisco Soto y la entrega eficaz de Mercedes, Inma y Eugenio, con un grupo reducido de colaboradores, han logrado reactivar la inquietud cultural algecireña.
La cultura encarna los rasgos distintivos que caracterizan a una sociedad. La actividad cultural despeja la inteligencia y favorece la convivencia en libertad.
Donde la cultura decae o se manipula, la convivencia social se adormece en un letargo de ignorancia. Durante la dictadura franquista, la actividad cultural fue perseguida, controlada y manipulada.
Surgieron crepúsculos culturales disidentes que plantaron cara al oficialismo de la dictadura. En Algeciras, tuvimos la Asociación de Cultura y Arte ACA. Inició su singladura en 1964. Con subterfugios, constancia, imaginación y contratiempos consiguió realizar toda clase de actividades culturales. En la época de la Transición Democrática logró sus mejores y mayores éxitos.
Los ayuntamientos con la consolidación de la democracia acapararon e institucionalizaron las iniciativas culturales. Fue la muerte de la ACA, que desde la dictadura habían cubierto un vacío cultural  Han trascurrido veinticinco años, el germen cultural perdido de la ACA ha brotado con toda su fuerza en la Asociación AlCultura, dando respuesta a una demanda cultural libre y creativa que los ciudadanos progresistas algecireños añoraban con nostalgia. Una realidad palpable que ya lleva  siete años de  variadas actividades culturales. Este verano estamos disfrutando con la selección de magníficas películas, la actuación de grupos musicales de jazz, flamenco y electrónico y  representaciones de teatro.
Juan José Téllez, algecireño, que ama y resuma cultura por los cuatro costados, con sus versos nos alerta de que  el amor apasionado y comprometido con la cultura no devuelve el importe de nuestra inversión: “Oscuros fotogramas en technicolor / y una formidable banda sonora / nos llevan hacia el desenlace / que pronto presentimos: / todo es lo que parece / y aunque nos disguste el final / la vida no devuelve el importe de las entradas.”   

 

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados