Diario del Campo de Gibraltar Martes, 19 de septiembre de 2017 Actualizada el: 14:49
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

J.J. González
Lunes, 24 de julio de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Deslealtad

El alcalde de La Línea, Juan Franco, anda sobrado de razones cuando se queja del ninguneo al que le tienen sometido desde el Partido Popular en todo lo concerniente a la estrategia que se quiere seguir desde la comarca en relación con el Brexit y en otros asuntos que afectan a su ciudad.
El pasado jueves volvió a ocurrir, esta vez con ocasión de la reunión que el senador y alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, programó con el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y a la que sólo permitió la asistencia de sus lugartenientes en la comarca, Luis Ángel Fernández y Nacho Macías, en el que pareció ser un nuevo acto  electoralista -otro más- a los que el PP nos tiene últimamente tan acostumbrados por estos lares y en los que  parece primar la presencia exclusiva de los hombres del partido por encima incluso del deber institucional.
Porque es cierto que Landaluce -que es el que corta el bacalao en  todo el PP campogibraltareño, por mucho que a Nacho Macías le moleste que se diga- sigue sin querer darle no a Juan Franco sino a la figura institucional del alcalde de La Línea el sitio que debe ocupar en un asunto en el que su ciudad es la primera y gran afectada de cualquier medida que se ponga en marcha tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea. No lo hizo cuando el anterior ministro de Exterior, José Manuel García Margallo, visitó el Campo de Gibraltar y los alcaldes elaboraron un documento reivindicativo que apenas contenía planes relacionados con el Brexit y sí en cambio muchas obras pendientes en los respectivos municipios, y tampoco lo va a hacer ahora.
Ya lo advirtió pocas fechas atrás Nacho Macías: a dos años vista  de las próximas municipales, el PP, que fue el gran perdedor en los comicios de 2015 obteniendo solo cinco concejales, quiere desmarcarse de su socio de gobierno en La Línea para explicarle a la población que son ellos los que manejan el timón de la ciudad y para rentabilizar y dirigir cualquier estrategia de presente y futuro. Para ello, parecen estar dispuestos a eliminar a Franco de cualquier foto oficial. Grave error, y no sólo por la inestablidad que ello pueda provocar, y de hecho ya está causando, en el gobierno de la ciudad, sino sobre todo por lo que supone de deslealtad institucional hacia la máxima autoridad local.

 

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados