Diario del Campo de Gibraltar Martes, 19 de septiembre de 2017 Actualizada el: 14:49
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Domingo, 18 de junio de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Viva nuestra Feria

Sí, yo hasta el último momento. Disfrutando de las ganas que tiene todo el mundo de disfrutar. Nadie quiere pensar en lo que pasa en su trabajo, en su familia, en su vida... que puede resultar muy dura.
El caso es que prácticamente todo el mundo... va a reír. Reír por reír, reírse de su vida, de sus problemas... de la rutina que puede llegar a ser horrible. De esa vida  que nos “regala” un añito entero lleno de todo. 
La mayoría, sabiendo que el lunes, que ya no es de los “borrachos”, todo estará donde lo dejó. Pero amigos a los que, dada nuestra vida, no ves en el resto del año. 
Familia  que acude en estos días para llevarse un bonito día. Planes, proyectos... visto con la  perspectiva de la inocencia de querer pasar “otro rato”. En una situación en la que  todos nos acercamos, en donde todo se ve más fácil.
Cuitas con otros que no siempre se deben a “otros”, sino a nuestros juicios de  valor, que una vez quitados por el ansia de disfrutar, no eran tales. Situaciones que no te atreviste a comentar y que, precisamente por no hacerlo, te has dado cuenta de que no eran tal.
Alegrías de cosas buenas de las que te enteras en Feria. De sueños de la niñez compartidos y olvidados hasta... hoy. Hoy en el día en que descubres, como cada año, tu fragilidad. Que sientes que todos somos fetén, guays, cabales, buenos,  íntegros... pero que luego a cada uno la vida le conduce a lo que le conduce.
Relaciones borradas con las que te encuentras. Relaciones de volver la vista a  otro lado, que no son más que ñoñerías inauditas que sólo en Feria entiendes. 
“Sorpasos” de amigos antiguos... que te dan la nueva y la buena, la torta y la lección. 
No te vi en todos estos años... pero sigo o te sigo y pienso en ti y, además, quiero que  sigas siendo feliz.
Sí, y una copita de más, ¿y? ¿Quién no disfruta de cualquier cosa con un  brindis? ¿Quién que no considere algo de su vida no lo vive a plenitud? 
Jóvenes,  adultos, maduros, mayores... ¡todos a vivir! Porque realmente, esta vida, sólo nos  deparará estos momentos que vivimos, aunque sea una vez al año.

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados