Diario del Campo de Gibraltar Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 13 de noviembre de 2017 10:48
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.J. González
Jueves, 1 de junio de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Deberán indemnizar a los hermanos de la víctima

Los tres procesados por la muerte de Manuel Gavira son condenados a 18 años de prisión

La Sección de la Audiencia de Algeciras ha condenado a Martin M., Andrei C. y Stefan T. como autores criminalmente responsables cada uno de un delito de homicidio del artículo 138 del Código Penal por la muerte del vecino de Tesorillo Manuel Gavira el 23 de septiembre de 2013.

Cada uno de los condenados tendrá que cumplir por este delito una pena de  trece años y nueve meses, debiendo además indemnizar a de forma conjunta y solidaria a los seis hermanos de la víctima, en concepto de responsabilidad civil, con 76.460,73 euros, es decir, con 12.743,45 euros por familiar, además de los intereses.
Asimismo, los tres condenados, de nacionalidad rumana, han sido considerados autores de un delito de robo con violencia con uso de armas previsto en el artículo 242.1 y 3 del Código Penal, por lo que cada uno de ellos tendrá que cumplir otro castigo añadido de cuatro años y tres meses de prisión, así como a indemnizar a los seis hermanos del fallecido con otros setecientos euros en total.
En cambio, la sentencia, contra la que cabe interponer ahora recurso de casación, absuelve al cuatro procesado, el español Jonathan V.R., del delito de encubrimiento por el que se sentó el banquillo de los acusados durante el juicio.
El fallo considera probado que la noche de autos Martin M. llamó a Gavira para supuestamente venderle tabaco de contrabando que le había encargado, pero que ya en su casa de la calle Tufas él y sus compañeros aplicaron un plan premeditado para robarle el dinero que tenía guardado, propinándole una brutal paliza, primero en la cocina y luego en un dormitorio, en la que le causaron cortes y fracturas en la mejilla y las costillas, dejándolo inconsciente tras sustraerle 700 euros y el teléfono móvil, que arrojaron a un cubo de la basura. Luego se lavaron las manos en el baño, lo abandonaron aun sabiendo de que iba a morir y se fueron a un local a consumir bebidas pagando con el dinero robado y luego contratando prostitutas en Algeciras.

 

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados