Diario del Campo de Gibraltar Miércoles, 26 de julio de 2017 Actualizada el: Martes, 25 de julio de 2017 22:09
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel Carlos Torres
Lunes, 15 de mayo de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Judicial

Una hemorragia cerebral causó la muerte de Manuel Gavira, que según el forense tuvo una larga agonía

El juicio por asesinato del vecino de San Martín del Tesorillo se reanuda con las pruebas periciales. Los médicos descartan que un golpe accidental provocase el fallecimiento. El cadáver presentaba cortes y contusiones

Manuel Gavira murió por una hemorragia cerebral que le provocó un golpe directo en la cabeza. Además, este vecino de San Martín del Tesorillo sufrió una larga agonía. Esto es lo que consta en el informe forense de su muerte y que ayer reiteró uno de los doctores en el juicio sobre el caso que desde la pasada semana se ve en la Sección de la Audiencia Provincial en Algeciras y en el que están procesados cuatro personas, tres rumanos y un español.
La Fiscalía imputa las acusaciones de asesinato, robo con violencia y encubrimiento.
Ayer tocó el turno a las pruebas periciales, con el testimonio de los dos forenses que hicieron la autopsia. También lo hizo la doctora que acudió al lugar de los hechos cuando se descubrió el cadáver, así como los agentes de la Guardia Civil que realizaron la inspección ocular del lugar y la toma de las huellas dactilares.
Además testificaron los agentes de la Benemérita que realizaron la investigación.
Fue uno de los médicos forenses el que reiteró que la muerte se produjo por un golpe directo en la cabeza que le provocó una hemorragia cerebral y que la autopsia indica que la víctima sufrió una larga agonía. Uno de los abogados de las defensas preguntó si ese golpe mortal ser consecuencia de que la víctima cayese hacia atrás, pero el doctor descartó esta posibilidad. Manifestó que no fue un accidente, sino un golpe doloso.
No fue la única herida que sufrió Manuel Gavira. También las hubo producidas por arma blanca, un cuchillo o una navaja, y varias contusiones. Los cortes fueron en el rostro, donde también había marcas de golpes. Además a Manuel Gavira le rompieron la mandíbula y le fracturaron una costilla a la altura del corazón.
Ahora bien, a la pregunta de un abogado de la defensa, el médico forense aseguró que estas otras lesiones hubieran sido curables, pero que la hemorragia cerebral fue la causa del fallecimiento.
El primero en comparecer ayer ante los magistrados fue el guardia civil instructor de las diligencias, que calificó como imagen dantesca la habitación donde encontraron el cadáver de Manuel Gavira. Dijo que en la vivienda había mucha sangre. Había en el pasillo de la casa, en la cocina y sobre todo en la habitación donde estaba el cuerpo sin vida, con un charco en el suelo y manchas en las paredes, según el testimonio del guardia civil.
El juicio oral se reanuda hoy, con más pruebas periciales.

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados