Diario del Campo de Gibraltar Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizada el: Lunes, 13 de noviembre de 2017 10:48
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
J.J. González
Jueves, 11 de mayo de 2017
Guardar en Mis Noticias. Enviar por email
Cuarta sesión del juicio en la Sección de la Audiencia

Una testigo sostiene que uno de los acusados quería robarle el dinero a Manuel Gavira

Una de las testigos presentadas por el Ministerio Fiscal en el juicio por la muerte del vecino de Tesorilllo Manuel Gavira acusa a uno de los procesados, Martin T., de haberle dicho apenas tres días antes del crimen que quería desconectar la alarma de la tienda  de la víctima para robarle el dinero que guardaba, que sabe que el acusado no vendió tabaco de contrabando a Gavira, como afirma, y que cuando tuvo conocimiento del asesinato sospechó de su autoría, ya que cuando habló con él una vez aparecido el cadáver le dijo que a las otras dos personas que se sientan con él en el banquillo las había mandado a Rumanía, su país de origen, “porque algo habían hecho mal”.

La declaración de esta mujer, también rumana y llamada Bianca, es la que efectuó en diciembre de 2013 en un juzgado de San Roque y que ayer se leyó en la vista oral a petición de la fiscal y ante la imposibilidad de conocer su paradero para hacerlo en la sala. Pese a la oposición de las defensas, los magistrados de la Sección de la Audiencia de Algeciras consideraron que, de acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal, esta aportación es válida, teniendo en cuenta además que la declaración que efectuó hace cuatro años la hizo delante de la entonces abogada del procesado.
Por eso, también se leyó el testimonio de otra mujer, Ángeles S., que no pudo acudir a la Audiencia por estar hospitalizada pero que en diciembre de 2013 lo hizo en el juzgado de San Roque, donde dijo que era vecina de Gavira, al que vio llegar a su casa sobre las nueve y cuarto de la noche del 23 de septiembre de ese año, que había varios hombres que no pudo identificar esperándolo y que poco después se oyeron ruidos y gritos y vio como un joven de pelo corto estaba en la calle en actitud vigilante.
Un testimonio que resultó sorprendente este jueves  fue el de María José J., vecina de Tesorillo, quien sostiene que vio a la víctima el 24 de septiembre de 2013, es decir, supuestamente un día después del crimen, sobre las cuatro de la tarde limpiando la puerta de su vivienda en una actitud normal y que así lo testificó ante la Guardia Civil. Otra mujer, Gloria B., declaró también haberlo visto el 24 o el 25 sobre la una y media de la tarde en la puerta de su tienda cuando pasaba con el coche.

 

La Nueva Verdad del Estrecho
La Nueva Verdad del Estrecho • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados